Un pie en el camino.

mayo 6, 2014 by in category ¿Rol? ¿Qué es eso? tagged as , , , , with 0 and 0
Home > Un pie en el camino. > ¿Rol? ¿Qué es eso? > Un pie en el camino.

SI PONES UN PIE EN EL CAMINO PUEDE QUE NUNCA DEJES DE ANDAR.

¡Empieza la acción!

Cada Jugador, tendrá delante la hoja de su Personaje Jugador (PJ desde ahora), junto con un lápiz (la goma y afilador se pueden compartir, ¿verdad?) y su juego de dados (que también se puede compartir). El máster, normalmente en un extremo de la mesa de juego y en muchos casos detrás de una Pantalla (un cartón al uso con las tablas y datos numéricos que necesita), resguarda la historia y las sorpresas que nos esperan, y por supuesto, sus tiradas de dados y cálculos (es Dios). Hablaremos de cada uno de estos elementos con más calma en futuros monográficos.

Sabiendo todos la ambientación, el máster comenzará la historia.

Lo primero suele ser ponernos en situación haciendo un introducción a la historia que nos ha llevado al momento histórico en que empieza la partida y, seguidamente, plantear la situación que, a la postre, pretende que una a todos los PJs en un mismo grupo. Para que lo entiendas mejor, vamos a seguir una partida ficticia ambientada en El Señor de Los Anillos, que transcurrirá antes del viaje de Frodo y El Anillo.

Conozcamos primero a los jugadores y a sus personajes:

Emilio interpreta a POO. Un humano de Gondor, de profesión montaraz.

Mary lleva a ANNAR; enana, guerrera.

Paco hace de SEJATHEL. Un elfo silvano, de profesión bardo.

Y Lolo será el MÁSTER.

 

MÁSTER: Narra y al final pregunta.

Hace mucho que los hombres y los elfos se unieron para destruir a Sauron. Sin embargo, La Oscuridad parece que anuncia su regreso; los orcos están más activos que nunca, más confiados y altivos. La aldea de Bree busca valientes que cuiden sus puertas de las incursiones de los aliados del mal.

La tarea está bien paga y la aldea tiene buenas empalizadas; parece un puesto cómodo, por lo que muchos caminantes han venido en busca de lo que ya han bautizado como “EL COFRE ABIERTO” (por lo fácil que les parece el trabajo, para el dinero que se paga: 100 monedas de oro al mes)

Aunque cada uno de vosotros tiene su propia misión particular, creéis que unos meses de descanso con un sueldo tan bueno os puede venir bien. Así que intentáis conseguir el puesto.

Con un retardo de 10 minutos, vais llegando al portón de la aldea, donde os recibe el actual encargado; un anciano guerrero de Gondor. Tras observaros y haceros algunas preguntas, os deja pasar.

Ya en la taberna, cada uno se acomoda a su gusto. POO bebe grandes jarras de cerveza de malta apoyado en una columna de la barra; ANNAR, en una mesa al extremo opuesto de la puerta de entrada a la taberna, no levanta la vista del plato con cerdo curado; y SEJATHEL, revisa sus armas mientras termina con las provisiones que le quedaban acompañándolas con buen vino de la taberna, en una mesa junto a la escalera que sube al segundo piso, cerca de la entrada.

En un instante, en el centro de la taberna, dos enanos comienzan una pelea. En breve la sala será un campo de lucha.

¿Qué hacéis cada uno?

 

Con esta sencilla explicación, el máster nos sitúa en medio de una pelea, en una aldea que busca nuevo guardián, con muy buen sueldo, lo que aumenta el número de interesados y la rivalidad entre ellos.

Ahora, cada personaje, debe decir cómo reacciona a la situación planteada.

POO:

Dejo mi quinta jarra de cerveza en la barra, saco mi espada ancha y me dirijo a la pelea con la intensión de poner paz entre los enanos. No tengo ganas de jaleo tan pronto.

ANNAR:

Sigo comiendo. Y si alguien toca mi mesa, le zurro con mi masa de combate, y a seguir comiendo.

SEJATHEL:

Recojo mis cosas y subo un par de escalones para alejarme del barullo. Sin llamar la atención, tengo mi arco bien cogido y estoy atento por si he de disparar.

 

Las acciones descritas por los PJs, tendrán su influencia en la escena que se vive en la taberna. Quizás POO esté demasiado bebido como para controlar la situación, o incluso para controlar su espada ancha, y sea peor el remedio que la enfermedad. No sería extraño que ANNAR tenga que usar su masa de combate, pues es muy probable que algún infeliz choque contra su mesa. SEJATHEL es el más prudente de los tres, pero si le atacan, parece que no evitará la confrontación.

 

Ahora el máster tendrá que decidir la continuación de la escena, o quizás deje que continúe la acción, sin intervenir, hasta ver cómo se dirige POO a los enanos, y así determinar cuál es la reacción de éstos; o cualquier otra decisión que él crea conveniente. Y después, nosotros.

Ésta es la tónica general de la partida. ACCIÓN, y cuando corresponda, REACCIÓN.

Continuemos la historia.

MÁSTER:

SEJATHEL (PJ que interpreta Paco), de momento no parece que haya necesidad de disparar pero ese gondoriano de andar titubenate (refiriéndose a POO, al cual aún no conoce) que se acerca espadón en mano a la pelea puede que lo complique todo.

Tú (señalando a ANNAR -bueno, a Mary-) deberías apurarte a terminar tu plato si no quieres verlo rodar por el suelo.

Y tú, valeroso POO, ya estás frente a los enanos que se pelean en el suelo como niños. Más borrachos aún que tú.

 

El silencio del máster indica lo mismo que la pregunta final de su anterior intervención (¿Qué hacéis?).

ANNAR, se apura a intervenir:

Meto en mi boca todos los trozos de cerdo que quedan en mi plato. “¡No pienso perder ni uno por unos alborotadores borrachos!”

SEJATHEL:

Ante la pinta del gondoriano, decido subir hasta el final de la escalera para tener más margen de reacción.

POO (Emilio, el jugador que interpreta a POO, se decide a incluir elementos teatrales):

Se seca las (supuestas) barbas con el puño de su (supuesta) blusa de hilo y apunta con su (supuesta) espada a los dos (supuestos) enanos y les dice: “Como guardián de Bree os ordeño que paréis” y termina indicando al grupo de jugadores: entonces eructo. También se podía haber dado la circunstancia contraria, que realmente hubiera eructado por el gas de los refrescos y lo hubiera aprovechado como elemento teatral de su personaje. Es un buen ejemplo para abordar las dos posibilidades, pero los añadidos, ni mucho menos tienen porqué ser tan… orgánicos.

LOS DOS ENANOS: (ahora el MÁSTER Lolo– interviene interpretando a los dos enanos, que son PNJs).

“Grrrrrr, suelta mi barba, enano borracho”, gruñe un enano; “y tú mi bolsa, borracho enano”, replica el otro.

 

Aquí se pueden dar dos circunstancias: que el máster siga su actuación con los enanos mientras espera a que los demás personajes sigan la suya, o que se dirija a ellos como máster para explicarles qué ha provocado la actuación previa de cada uno de ellos.

Para no alargarnos, optamos por la segunda.

MÁSTER:

ANNAR, como buen enano avaro, no deja ni un trozo en el plato pero no es capaz de manejar todos los pedazos en su boca y se empieza a atragantar.

Tu posición privilegiada SEJATHEL te permite no sólo tener más margen de reacción sino también ver como un enano glotón se empieza a atragantar al otro lado de la sala. Y un detalle más -esto no siempre se le hace notar al jugador, y depende del uso que el máster quiera hacer de la circunstancia en beneficio de la historia- has dejado el resto de tus pertenencias al pie de la escalera, más cerca del jaleo que de ti.

Por último, POO. Eso de que se lo “ordeñas” ha causado una sonora carcajada entre los clientes (Emilio se da cuenta de su error y asume las risas de sus compañeros como POO asume las de los clientes). Pero tu ruido interior final (llamémosle así) ha provocado que den todos un paso atrás evitando, digamos, males mayores. Además, has acercado demasiado el filo de tu arma a los enanos, que no paran quietos, y hay muchas posibilidades de que les hagas daño. Tira para ver qué sucede con la espada y los enanos.

 

Esta última frase del MÁSTER de “tira para ver qué sucede” se refiere a la tirada de dados que Emilio debe hacer para resolver como acaba la imprudencia de su personaje. Cómo se utilizan los dados y para qué, lo trataremos en la siguiente entrada.

Ésta es la dinámica habitual de una partida de rol (añadiendo la parte de los dados). Puede que te hayas dado cuenta de que una SESIÓN DE JUEGO (el tiempo que decidimos jugar seguido) se puede llegar a consumir dentro de una posada si las acciones y reacciones de los PJs y PNJs lo justifican. Esto no quiere decir que sea aburrido; he visto sesiones enteras dentro de unos calabozos en las que ocurrieron más cosas que en una batalla completa o en una larga marcha por el bosque. La imaginación de jugadores y máster es clave para sacar partido de todas las situaciones.

Para terminar esta entrada, una promesa: la historia de POO, ANNAR y SEJATHELcontinuará, en la siguiente entrada.

I am a quote. Click edit button to change this text.The Author

Add comment

La Reserva del Rol Derechos reservados.

Cree

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR