Dios, Nosotros y Los Otros.

mayo 7, 2014 by in category ¿Rol? ¿Qué es eso? tagged as , , , , , with 0 and 0
Home > Dios, Nosotros y Los Otros. > ¿Rol? ¿Qué es eso? > Dios, Nosotros y Los Otros.

Alrededor de una mesa, normalmente bien provista de picoteo, refrescos y, para los más pudientes, pizza, nos sentamos los jugadores. Todos somos jugadores y todos nos divertimos jugando. Aún así, podríamos hablar de tres tipos de papeles. Comenzaremos por el papel más complicado.

 

Dios.

Master-rol

De entre todos los que nos sentamos a la mesa a jugar, uno habrá preparado una historia: LA HISTORIA. La aventura que nos llevará lejos, muy lejos, allende la realidad cotidiana; a ver elfos, enanos, hobbits, paladines, magos, vampiros, punkys, pistoleros, extraterrestres, y las respectivas faunas de enemigos de cada ambientación. Durante días, habrá escrito un guión de la historia, dibujado algunos mapas y descrito los personajes con los que nos podemos encontrar. Habrá previsto nuestras reacciones, para tener lista la escena correspondiente. Una tarea dura. Restando tiempo del poco que el trabajo, la familia o los estudios le dejan libre. ¡Es de agradecer! Sin embargo, él sabe que todo ese esfuerzo no será suficiente. El día de la partida es el día clave. Tendrá todo sobre la mesa -ordenado, catalogado, estructurado hasta el mínimo detalle- y cuando menos se lo espere, algún personaje tendrá una reacción, o tomará un camino, o abrirá una puerta, o entrará en una ruina, o dirá que hace algo que nadie en su sano juicio haría. Y entonces, empieza la parte más complicada: IMPROVISAR. Crear, sobre la marcha, más y más aventura.

Esos magos de la imaginación reciben el merecido nombre de MÁSTER. Aunque es el nombre más utilizado, el término puede variar según la ambientación, por ejemplo por el de DJ (Director de Juego) u otro. Coloquialmente, en nuestro grupo lo llamamos DIOS. Más adelante entenderás porqué del apelativo, pero para empezar, llegado el caso, su palabra será siempre la definitiva y no habrá discusión posible.

 

Nosotros.

PJs-rol

Ilustración (de prueba) tomada de: http://www.diosnoslibre.com/2006/juego-de-rol-la-historia-jamas-contada/

El resto de jugadores lo tenemos chupado, en comparación con Dios (el máster). Nuestra parte consiste en representar cada uno a un personaje, un héroe, que recorrerá la ambientación siguiendo la historia, pero con el libre albedrío que le otorga el juego; siempre respetando la ambientación y, por supuesto, aceptando ipso facto las decisiones del máster. Ya te he comentado que la única herramienta que ineludiblemente necesitas para jugar es la imaginación; pues bien, este es el mejor momento para hacerlo. Tu personaje debe ser lo más creíble que puedas, según los datos que de él te haya proporcionado el máster, o tengas en la hoja de personaje de tu héroe. Si bien los consejos que ahora siguen no son imprescindibles para pasar una tarde de rol inolvidable (ni siquiera necesarios), en más de una ocasión, te ayudarán a meterte más rápido en la piel de tu personaje: la voz, un gesto peculiar, un pequeño objeto o arma (de juguete), incluso parte o todo un disfraz, son el atrezo más común; sin olvidar alguna figura que pueda representar a tu héroe en una situación confusa del juego en la que el máster decida hacer un improvisado mapa de situación de los personajes. Pero, lo dicho, no es imprescindible. A estos héroes que recorrerán los caminos de nuestra ambientación, y a los que nosotros daremos vida, se les llama PERSONAJES JUGADORES, o abreviado, PJs (en singular, PJ).

No debemos confundirnos con ellos. Nosotros tenemos un cuerpo real, y vivimos en un mundo constatable. Nosotros somos JUGADORES; ellos son Personajes. Sí ¡ya sé!, hay personas que son auténticos personajes (jajajaja), pero tú me entiendes. Al jugar no diremos: “Mí personaje, Bloctas El Guerrero, busca donde pasar la noche”; somos el actor que representa a Bloctas, por lo que diremos con tono de guerrero buscando refugio: “Busco un buen lugar donde pasar la noche antes de atacar el campamento orco” (si esa fuera la situación). ¡¿A que es más emocionante lo segundo?!

Eso sí, no olvides que en el mundo real no eres Bloctas, así que no busques mañana ningún campamento orco, ¿vale? Lo que sí debes hacer es madrugar para llegar a tiempo al curro o a clase, o para llevar a tus hijos al cole (¡que no digo, que en algunas ocasiones, el colegio se asemeja a un campamento orco! Jajajaja).

 

Los Otros.

PNJ-rol

Bueno, parece que esto avanza. Ya tenemos MÁSTERPJs y faltan los terceros en discordia; los PERSONAJES NO JUGADORES (PNJs, o PNJ en singular)Todo personaje que no sea uno de los que representan los JUGADORES, es decir, que no sea un PJ, será un PNJ. ¿Y quién los representa?, te preguntarás (o deberías). Pues el MÁSTER. Sí, sí, el máster. A parte de todo lo demás, también se encarga de esto. Ahora está claro el sobrenombre de Dios. Hay que decir, para que no se nos crezcan demasiado los máster, que la mayoría de estos Personajes No Jugadores no se interpretan con tanta creatividad como los PJs, aunque sí se suele cuidar la interpretación de los PNJs más relevantes en la historia (porque guarden información, o porque aparezcan repetidas veces). Y, por otro lado, las criaturas que salen en la historia, casi nunca son representadas, sólo tenidas en cuenta (en términos de interpretación). Lo contrario, si hubiese alguien capacitado para hacerlo, sería casi un monólogo del máster, que llevaría al aburrimiento de los demás jugadores. Con esto, el escenario ya está completo. Cada uno tiene su personaje, y se supone que conoce la ambientación en la que discurrirá la historia.

Ahora sólo queda, JUGAR (si quieres, también, ACTUAR).

En la siguiente entrada explicaremos la mecánica del juego con un ejemplo práctico.

Add comment

La Reserva del Rol Derechos reservados.

Cree

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR